jueves, 12 de mayo de 2016

Visita a Cracovia

Durante la planificación del viaje a Polonia, no sabíamos si bajar a Cracovia desde Varsovia, pero leyendo opiniones de los foros y otros blogs, no podíamos dejar de ver Cracovia y hacer una excursión a Auswitchz. Así que finalmente decidimos visitarla, y aquí tenéis el post de Krakow. 





Cracovia es una ciudad bella y encantadora, me recuerda a los cuentos de hadas. Viajar en navidad a estas ciudades tiene mucho encanto por la decoración típica de estas fechas y, además, en Cracovia había mucho más ambiente que en Varsovia. 
krakow es la segunda ciudad más grande de Polonia, con una población cercana a 800.000 habitantes. Está situada a orillas del río Vístula, que también pasa por Varsovia. Además, llegó a ser la capital de Polonia, durante más de medio siglo, perdiendo el título el año 1596. Cracovia también es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 




Nuestra estancia en la ciudad sólo fue un día y medio, dado que dedicamos otra jornada para realizar una excursión a Oswiecim, para poder ver el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, visita que explicaremos en nuestro próximo post. 

La estación de tren principal se encuentra en el centro, por lo que está bastante cerca de la plaza del mercado, que representaría el punto central de reunión en la cuidad de Cracovia. 


¿Qué ver? 11 ideas para tu visita a la ciudad de Cracovia

1. Callejear por el Stare Miasto: la mejor forma de disfrutar del caso antiguo de Cracovia es dejarse llevar y pasear por todas sus calles, disfrutando de todos los detalles que te vayas encontrado por el camino. 

2. Pasear por la Plaza del Mercado o Rynek Główny: como ocurre en la mayoría de ciudades de Polonia, y como ya hemos visto en nuestro post 'Visita a Varsovia', la plaza del mercado es el lugar central que nutre la vida de la ciudad. Además, estamos ante la plaza medieval más grande toda Europa. Dentro de la plaza del mercado te encontrarás, la Basílica de Santa María, la Lonja de los Paños y la Torre del Ayuntamiento.

3. Visitar la Basílica de Santa María: data del siglo XIV y tiene un claro estilo gótico en su exterior. Lo más destacable serían sus dos majestuosas torres con altura desigual. La torre más alta realizaba un función de vigilancia y cada día, desde esta torre, un trompetista toca una melodía muy famosa y típica del país. La canción se corta de repente para recordar al vigía que murió alcanzado por una flecha durante un asedio a la ciudad mientras tocaba la citada melodía. La entrada tiene un valor de 10 PLN, aunque nosotros no llegamos a hacer la visita. 

4. Comprar un 'souvenir' en la Lonja de los Paños: está situado justo en el centro de la plaza. Entramos en esta galería pensando que nos ayudaría a pasar el frío pero al estar abierta, no nos ayudó mucho la verdad. En ella podréis encontrar tiendas con los típicos regalos que os pueden ir bien para tener un recordatorio del viaje, aunque probablemente no sea el sitio más barato para ello. 

5. Trasladarte a la época medieval visitando la Colina Wawel: la colina Wawel está formada por el Castillo Wawel y la Catedral Wawel. Es una zona con mucho encanto y desde ella se puede ver como el río Vístula pasa por la ciudad. Para entrar a visitar el castillo hay que abonar una entrada, por lo que nosotros tampoco hicimos esta visita puesto que no teníamos tiempo suficiente para ello. La catedral, junto con el Stare Miasto que hemos comentado anteriormente, son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.



6. Dejarte encantar por el Dragón Wawel: El dragón lo encontraremos justo en la cueva que hay debajo de la colina Wawel y es símbolo de la cuidad de Cracovia. Dice la leyenda que el dragón tenía a toda la población atemorizada, como acostumbra a pasar en todas las historia de dragones. El rey ofreció la mano de su hija al caballero que matara a el dragón y finalmente, después de muchos intentos, un ciudadano, dejó un cordero con azufre y alquitrán en la puerta de la cueva, el dragón se lo comió y le entró tanta sed que se bebió todo el agua del rió hasta que explotó. 

7. Subir a la Torre del antiguo Ayuntamiento: la torre que se conserva en el centro de la plaza del mercado, justo al lado de la 'Lonja de los Paños', representa el antiguo ayuntamiento, siendo el último resto de éste. Con una altura de 70 metros, se puede subir a la misma para tener un buena panorámica de la ciudad. Tienes que pagar una entrada de de 7 PLN para poder subir sus 110 escalones. 

8. Rodear la Muralla de Cracovia: la muralla de Cracovia data del siglo XIII y sólo se conserva una parte de ella. La Barbacana también formaba parte del sistema de protección frente a los enemigos. 

9. Airearse en el Parque Planty: es un espacio verde que rodea el Stare Miasto y fue construido cuando la muralla perdió su valor defensivo frente a los enemigos. Tiene una longitud de 8 km, así que se puede dar un agradable paseo por él. 

10. Visitar el Barrio Judío: es el lugar más castigado de Cracovia durante la II Guerra Mundial. Pueden visitarse sinagogas, museos y la plaza nueva.

11. Tomar algo por la subterránea Cracovia, llena de tabernas, donde por ejemplo podéis degustar unos buenos Pierogi (empanadillas típicas de Polonia).

Si te ha gustado y no quieres perderte nuestro próximo post, recuerda suscribirte a nuestro blog. Y no olvides compartirlo!


Mil Gracias!





Quieres seguir viajando con nosotros:

Delivered by FeedBurner




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!