martes, 10 de mayo de 2016

Visita a Varsovia

Durante nuestro breve viaje-escapada a Polonia, sólo pudimos disfrutar de Varsovia durante una jornada. 

Varsovia o Warsaw (cómo lo veréis escrito allí) es la capital desde el año 1956 y la cuidad más grande de Polonia. 

Dado que nosotros sólo disponíamos de un día para la visita, en lugar de coger la guía de viajes y empezar a buscar/tachar lugares visitados, paseamos relajadamente por el centro.  El término 'relajadamente' es algo relativo, pues el frío no nos dejó en ningún momento. Y es que, a quién se le ocurre ir en Enero a Polonia! Aunque esto también marcaría una característica importante del viaje, qué veréis en otro post más adelante!  Finalmente caminando y caminando, nos fuimos encontrando los monumentos más emblemáticos de la cuidad y, así, parte de su historia.



Varsovia es una cuidad que sufrió mucho en la II Guerra Mundial, quedando destruida casi en su totalidad.

Visitar Varsovia en un día:  Nuestros 12 'Must' de Varsovia



1. Pasear por el Stare Miasto (el casco antiguo o la ciudad vieja)
Pasear por el casco antiguo de Varsovia es como visitar un museo. El Stare Miasto es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y, es el centro histórico de la ciudad, por lo que es la parte más antigua y característica de Varsovia. La historia dice que fue fundada en el S. XIII, aunque cómo ya sabéis, la ciudad tuvo que ser reconstruida casi en su totalidad después de la II Guerra Mundial. Un dato curioso es que fueron los mismos ciudadanos quienes tomaron la iniciativa en su reconstrucción, por lo que el mérito es mayor. El corazón del Stare Miasto es la plaza del Mercado. 

2. Visitar la plaza del mercado (Rynek Starego Miasta) y el Castillo Real: es la zona principal para el turismo y de las más animadas de Varsovia. La plaza se encuentra situada en el corazón de la cuidad y a orillas río Vístula. El castillo real de Varsovia se encuentra en la misma plaza y fue la residencia oficial de los reyes, siendo en la actualidad un museo. 

Varsovia, Europa, Arquitectura3. Mirar hacia arriba para ver la estatua de Segismundo III. Situada en la plaza del mercado y enfrente del Castillo Real. Símbolo de la capital Polaca que data del 1644. El monumento fue erigido por el Rey Vladislao IV, en memoria de su padre, Segismundo III. Tiene una altura total de 22,75 metros. 
4. Andar por la barbacana o los restos de la muralla construida en el siglo XVI para proteger a Varsovia de sus enemigos.   
5. Subir al Palacio de la Cultura y la Ciencia, es el edificio más alto de Polonia con 237 metros de altura. Su construcción finalizó el año 1955. Está situado en el centro de la cuidad, en la Plaza del Desfile. Fue un regalo de Stalin a la cuidad y un símbolo del Comunismo Soviético. En la parte alta del palacio se encuentra un mirador panorámico, más concretamente, en la planta número 30, al cual se puede subir por 5€ aproximadamente y en ascensor.   El edificio generó mucha controversia por el simbolismo que sostiene, aunque a día de hoy se ha convertido ya en un icono de la ciudad. 

6. Tiritar por el río Vístula. Dicen que en Verano se transforma y los Varsovianos se acomodan en su orilla en forma de playa. Nosotros paseamos por el río pero no había nadie en su orilla, en cambio, nos encontramos con un lo que parecía una pista de patinaje sobre hielo. 

7. Visitar distrito Varsoviano de Praga (el barrio más bohemio). Para llegar al barrio de Praga hay que cruzar el río Vístula. El Barrio de Praga está lleno de artistas y resulta muy interesante su visita. Aunque no solía estar dentro del itinerario más convencional, cada vez es más visitado. 

8. Visitar el Monumento a Copérnico. En Polonia han nacido muchos personajes famosos, como Frederic Chopin, Marie Curie, Juan Pablo II... y como no, hay un momento para el astrónomo que demostró que la tierra gira alrededor del sol, siendo unas de las terorías científicas más revolucionarias, Nicolás Copérnico. 


9. Visitar el Museo del Levantamiento de Varsovia. El museo concentra recuerdos históricos en relación al alzamiento contra los nazis en el año 1944.  

10. Disfrutar los parques de la cuidad de Varsovia y de todo lo que ofrecen. Nuestra visita fue en época de bastante frío y con ola de frío extra incluida, por lo tanto, no tuvimos esta oportunidad, sino queríamos morir congelados en el intento, claro. Pero no pasa nada, así tenemos una excusa para volver un verano. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!