jueves, 9 de junio de 2016

11 ideas para tu visita a Bangkok


Bangkok es una ciudad muy caótica y enorme con casi 7 millones de habitantes. Situada a orillas del río Chao Praya, cuenta con un sistema de canales que hace que también sea conocida como la Venecia de Oriente.
Nada más llegar mi cuerpo tuvo una gran sensación de agobio, la humedad, los olores, el contraste, los tejanos largos para no pasar frío en el avión... menos mal que la llegada al hotel fue rápida, pues desde el año 2010, existe una conexión directa en BTS o Skytrain desde el aeropuerto principal.


En este artículo os vamos a presentar 11 ideas para tener en cuenta para vuestra próxima visita a la ciudad de los ángeles:

1. Visitar la que fue la antigua casa real durante 150 años, el Grand Palace




2. Acercarse a la religión budista, conociendo sus templos más importantes: el Wat Phra Kaew, el templo del Buda de la Esmeralda, situado en el Grand Palace, el Wat Pho, famoso por su gigante Buda reclinado de 46 metros de largo y el Wat Arun o templo de amanecer, que se encuentra justo al otro lado del río Chao Praya, el cual es fácil de ver también si os movéis con barca por el río como método de transporte. Los dos primeros se encuentran muy cerca el uno del otro, así que podéis aprovechar el mismo día para visitar los 3.

Wat Pho, el templo del buda reclinado
3. Volverse loco y los más atrevidos probar los bichos en la famosa calle mochilera de Khao San Road



4. Salir de compras por el MBK, Mega centro comercial donde podréis comprar de todo, ropa, tecnología... además en este centro comercial se puede regatear... 

5. Pasear en barca por el río Chao Praya. Aquí podréis elegir entre realizar un tour por el río o coger una barca pública que sale mucho más económico.



6. Relajarse en el Lumpini Park. Si pasáis a las 6 de la tarde, veréis como todo el mundo que está haciendo footing parará cuando suene el himno nacional, en señal de adoración a su Rey. Algo que a mi me impresionó mucho. Al lado el parque hay un puesto de comida en la calle genial y muy económico. Nuestra primera sopa en este lugar nos hizo llorar y eso que se suponía que picaba poco.



7. Perderse en el mercadillo de Chatuchak, el más grande de Tailandia. Además de pasar el día podéis aprovechar y comer en puestos típicos tailandeses. Una delicia! Incluso nos encontramos un puesto de paellas. Para llegar es muy fácil, es una última parada de unas de las líneas de BTS. 



Y llegó el monzón

8. Disfrutar de una gran vista nocturna de toda la ciudad. Existen dos lugares típicos situados en Silom, Vertigo y Sirocco. Nosotros elegimos el Sirocco, con entrada gratuita y que no obliga a consumición. Creo que el mojito que me tomé costó más que la comida de una día entero para dos personas. Una gran turistada pero las vistas merecieron la pena. Lo que no me gustó es que estuvieron muy encima de nosotros, no te dejaban casi ni moverte para no molestar a los afortunados que estaban disfrutando de una cena en estas alturas. Si queréis entrar tienen una normas mínimas de decoro en la vestimenta.

9. Comprar en Mercadillo noct
urno de Patpong, situado en la zona de Silom y con mucha vida nocturna. Vende muchas falsificaciones de marcas caras y son muy famosos también los Ping Pong Shows.


10. Saborear la comida de puestos ambulantes de la calle. Existe gran variedad y el plato típico más famoso es el Pad Thai, buenísimo por cierto y muy barato, por 1
€.


11. Pasar miedo en un Tuk Tuk. Uno de los trayectos que hicimos en él presenciamos un accidente de moto, ni pizca de gracia. Cuidado con ellos y sobretodo deja claro que no quieres paradas en tiendas de amigos, lo cual es una práctica muy habitual que todo el mundo comenta, aunque no fuera nuestro caso y creo que tuvimos bastante suerte.





Si te ha gustado, no dudes en suscribirte y no t
e perderás nada! :)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!