martes, 30 de agosto de 2016

11 ideas para tu visita a Nara y mucho más

Japón es uno de esos países donde viajar por libre es sencillo. Aún y teniendo los inconvenientes del idioma, el lenguaje de las señas lo entiende todo el mundo. Además, siempre que preguntamos tuvimos un trato excepcional, cómo pocas veces nos hemos encontrado.
Nara es una de las visitas más típicas en la mayoría de itinerarios de viaje y es fácil de entender porque el lugar donde se encuentra es especial. Fue la antigua capital de Japón durante la época medieval. Los viajeros acostumbran a ir un día de visita desde Kyoto u Osaka, ya que queda verdaderamente cerca de estas localidades, aunque esto es algo muy personal y dependerá de gustos y duración del viaje.
Nosotros seguimos con la tradición y fuimos a visitarla uno de los días que estuvimos afincados en Kyoto. Nos tocó un día de lluvia, aunque era una lluvia de esas que va calando pero no molesta demasiado, nada que un chubasquero no pueda solucionar! Además, todo se veía verdaderamente verde y precioso gracias al efecto del agua. Siempre hay que sacar la parte positiva de todo, no?

En este post vamos a explicaros todo lo relacionado con esta visita, desde cómo llegar hasta que ver y qué hacer. 


¿Cómo llegar?

Nosotros fuimos desde Kyoto. Cómo ya os explicamos, para desplazarse por Japón de forma más económica (siempre que salga a cuenta claro está), existe el JR Pass. En el siguiente link os explicamos qué es, para quién no lo sepa y le interese. Nara tiene estación JR, así que todos aquellos que lo tengáis activo, podéis desplazaros a Nara con este pase. Existe un tren que sale desde la estación JR Kyoto y llega hasta JR Nara. En la web de Hyperdia, tal y como explicamos también en post adjunto anterior, podréis ver los horarios para elegir que tren prefiráis. 
Anotación: dentro del JR Pass se incluyen los trenes locales y también el servicio Rapid, este último tarda unos 45 minutos en llegar a Nara. 

Para los que no tengan JR Pass y quieran otras opciones está, también, la compañía  Kintetsu, y su tren más rápido tarda unos 35 minutos. 

Para llegar a la zona de templos desde la estación es muy simple. Nada más salir de ésta, es la zona que queda a mano derecha en una calle que verás enseguida, pues está casi justo enfrente de la misma estación. En 10-15 minutos estarás en el primer templo. 

¿Qué ver y qué hacer?

Visitar Nara en un día, cómo hicimos nosotros, implica ver lo más relevante, pues no puedes, en un día, pretender ver todo lo que hay que ver. De todas formas, sí que podrás conocer lo más emblemático. 

Al final de esta sección, os adjuntamos un mapa para que veáis los puntos que nosotros visitamos.

La planificación fue sencilla puesto que los lugares más conocidos, están ubicados más o menos en círculo, así que la visita es amena y la ruta entera son unos 7 km, por lo que no se hace nada pesado ir andando, tal y como nosotros nos movimos por Nara. Para los que sean más perezosos o tenga problemas para andar tanto, también circulan autobuses.


11 ideas para tu visita a Nara



1. Quedarte impresionado con la preciosa pagoda de 5 pisos del templo Kofuku-ji.
2. Pasear por el fantástico Parque Nacional de Nara. Es un paraje indescriptible, el verde del parque, con los templos, los ciervos... digno de ver.

3. Sacarte la famosa foto con un ciervo de Sika. Los ciervos de Sika están protegidos y son considerados mensajeros de los Dioses. Cuidado con ellos que algunos no son muy amigables. Nara es famosa por sus ciervos, verás ciervos por todo el parque. Muchos visitantes los alimentan, de ser el caso, ten en cuenta que cómo vean el alimento no van a dejarte en paz. A mí me dio pena ver que les cortan los cuernos para no hacer daño a las personas.

4. Visitar el templo budista Todai-ji y su Daibutsu (buda que hay en el interior).
5. Intentar pasar por el agujero que se encuentra en uno de los pilares del templo Todaiji. ¿Por qué? Pues la leyenda dice que quien pase será bendecido. La dimensión del agujero es igual a la medida que tiene el agujero de la nariz del Buda del mismo templo. 

6. Ver la gran estructura de madera del templo Todaiji, llamada Nigatsudo. Se encuentra al este de la sala del gran Buda.

7. Contar la infinita cantidad de farolillos del santuario Kasuga-Taisha.

8. Conseguir fotos de postal en alguno de los estanques del parque. Japón y sus estanques, todos rodeados de diferentes tonalidades de verde, es algo que nos pareció hermoso. Además, lo tienen todo tan cuidado!
9. Degustar un buen Ramen. Subiendo por la calle que te dirige al parque desde la estación, hay bastantes locales de comida. Aprovecha la hora de la comida para comer un buen cuenco de Ramen y así descansar un rato. 

10. Conocer la antigua zona de Naramachi. A mí me recordó mucho a algunas calles de Kyoto de la zona centro, donde estábamos alojados. 

11. Aprovechar el viaje para hacer una parada antes de llegar a Kyoto y visitar el santuario Fushimi Inari. Nosotros hicimos la visita otro día que estuvimos en Kyoto porque aprovechamos que teníamos bici para pasear y al final llegamos a este punto, de todas formas, muchos viajeros lo hacen en su visita de un día a Nara porque es la última parada justo antes de llegar a Kyoto. Si quieres conocer nuestro recorrido por Kyoto, te lo dejamos en el siguiente enlace.



Cualquier duda estaremos encantados de intentar resolverla.

Si te ha gustado ayúdanos a crecer compartiendo el post y GRACIAS POR TU VISITA! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!