martes, 4 de octubre de 2016

7 razones para ir a Varanasi


La primera imagen que vimos en Benarés o Varanasi nos ayudó a entender que esta visita sería diferente. Si India de por sí ya es intensa, allí pude darme cuenta de su verdadera esencia. 

No sé si las percepciones que tuvimos en Benarés fueron sugestionadas por todo lo que habíamos leído antes de llegar allí por primera vez, pero sí sé que las dos veces que he tenido la oportunidad de sentirla, he notado qué algo especial pasaba allí. 

Main Ghat de Varanasi

En el hinduismo el río Ganges tiene mucha importancia y es una personificación de la diosa Ganga. Varanasi nace a orillas de este río y sus ghats recorren casi 6 km del mismo, siendo la columna vertebral de la India.

¿Cómo llegar? 


Para llegar a Varanasi, la mejor forma es el tren. Al igual que para visitar el Rajasthán es muy habitual coger un vehículo con conductor, para llegar hasta Varanasi, la mayoría de visitantes eligen el tren porque en coche sería un viaje muy largo si salimos de los destinos más convencionales, como Agra o Khajuraho. El tren que cubre este destino acostumbra a hacerlo de noche por lo que se hace un trayecto agradable. Os dejamos aquí el link en el que os explicamos todo lo relacionado con el transporte en India. 

Una vez en la estación de Varanasi habrá que coger un riskshaw para llegar a la zona de ghats, acordaros que es mejor coger un prepago, encontraréis la cabina a la izquierda nada más salir de la estación. Y que os digan bien claro dónde os van a dejar, pues a veces hay calles cortadas y con la excusa te dejan bastante alejado con lo que hay que caminar un poco con la mochila acuestas y no mola mucho con el calor que hace allí jeje.


¿Dónde alojarse?


Mi recomendación seria dormir en la zona de Ghats, pues la zona nueva no tiene mucho encanto. Además, salir de noche por la zona Ghats no es algo muy recomendable y si ya estáis allí siempre es más seguro porque requiere de menos movimiento, podéis salir a cenar cerca del hotel, etc. Los alojamientos son algo más viejos pero hay lugares renovados muy recomendables. Aquí os dejamos el post con los dos hoteles que hemos probado. Por ejemplo, nuestra primera vez estuvimos en un alojamiento en el Main Ghat y para ver el amanecer sólo nos hizo falta bajar las escaleras del hotel y ya estábamos allí con la barca esperando. 



7 razones para ir a Varanasi



1. Es un lugar sagrado para el Hinduismo. Varanasi es conocido por ser uno de los lugares de peregrinación de la religión Hindú. Aquí es donde vienen muchos fieles a 'morir'. El motivo es que según las sagradas escrituras, los vedas, quién muera en Varanasi conseguirá finalizar con el ciclo de reencarnaciones y alcanzar el Mosha, la liberación del alma.


2. Para poder disfrutar de un momento mágico viendo la puja Ganga Aarti, un rito hindú de adoración a uno o varios dioses. La más conocida es la puja que se realiza en el Main Ghat, el Ghat Dasaswamedh. De todas formas, no es el único lugar. En el Assi Ghat también tiene lugar una puja a la misma hora (aproximadamente 7 de la tarde) y en mi opinión es más bonita y no tan masificada. Un rato antes del inicio empiezan a poner canciones y los hindúes empiezan a acercarse al lugar. 
Acercándonos al Assi Ghat donde tiene lugar la ceremonia de la Puja Aarti
3. Es una ciudad milenaria, se conoce que mínimo ha sido habitada de forma continuada durante 4.000 años. Paseando por la zona antigua se puede ver en la estrechez de los callejones, la forma de las casas y su situación. Totalmente recomendable dejarse llevar por estas calles y sentarse en un ghat a ver la vida pasar.
Haciendo vida a orillas del Ganges, donde también hacen la locada
4. Podrás difsrutar de uno de los amaneceres más bellos. Es un habitual entre los viajeros levantarse un día bien temprano para ver el amanecer desde los ghats o desde una barca. El precio de la barca es de unos 150 INR y es bueno dejarlo apalabrado el día anterior. El amanecer es un buen momento para contemplar las abluciones, que son el ritual mediante el cual los hinduistas expían sus pecados. 


5. Ver el ritual funerario también es impactante aunque si uno se acerca al lugar hay que ir con cuidado de no dañar el respeto de las familias que están allí con su difunto. Tuvimos la suerte que un señor nos explicó, más o menos, en qué consistía el ritual, nosotros a cambio le explicamos cómo era en nuestro país, pues también teníamos a alguien en el grupo que se dedicaba a algo similar. Hay dos ghats de incineración en Varanasi pero el más conocido es el Manikarnika. Desde nuestra perspectiva me impactaron varias cosas (al igual que le impactó al señor nuestro ritual funerario), cómo no ver a ninguna mujer entre los familiares, a lo que nos explicó que no iban porque estaban más predispuestas al llanto... Otra de las explicaciones que me sorprendieron fue que no se incineraba a las mujeres embarazadas, ni a los niños, ni a los que habían muerto por picadura de cobra real... pues se consideraba que ya estaban purificados. 

6. Además, desde Varanasi se pueden visitar lugares muy interesantes cómo Sarnath, donde Buda dio su primer sermón. No sé puede decir que este lugar no evoque algo muy muy especial.

7. Sin ser tan importante, no puedo dejar de recomendar probar el mejor lassi que me tomé en todos mis viajes a India. Muchos ya sabréis a dónde me refiero, si si... estoy hablando del Blue Lassi. Esta tienda de lassis es muy conocida y aparece en el lonely planet, de todas formas y aunque esté lleno de viajeros sólo te hará falta probar un cucharada para entender el porqué. Los lassis van de 80-100 INR y puedes ver allí mismo cómo lo preparan. Toda una delicia. Se encuentra cerca del Manikarnika Ghat, así que puede que mientras estáis tomando un delicioso lassi veáis pasar a procesiones de difuntos que se dirigen al lugar de cremación. 






Se os ocurren más razones? Seguro que miles... si nos ayudáis podemos ir ampliando la lista :) Si os ha gustado y os ha parecido interesante no olvidéis compartir y suscribiros al blog. Gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!