martes, 8 de noviembre de 2016

!Bienvenidos al norte de Bali!

Bali es un destino que nos enamoró! Viajar a través de la isla fue fácil, están muy acostumbrados al turismo y la belleza es escandalosa, todo un paraíso para iniciarse en Asia.
Hoy os traemos un artículo para conocer la parte norte de la isla y así acabar con toda la tanda de artículos relacionados con 'qué ver y qué hacer en Bali'. A la hora de ordenar los artículos, los hemos ordenado por zonas y por norma general, cada artículo se asocia a un día de nuestro viaje visitando Bali, a excepción de nuestro artículo de Ubud, que nos ocupó dos días de viaje. 
Recordando un poco, nos hemos perdido por el sur de la isla, recorriendo templos como Uluwatu, también, nos hemos adentrado en la Bali más cultural en Ubud y sus alrededores, e incluso, hemos viajado al este de Bali, visitando su parte más desconocida. Hoy vamos a viajar al norte de la isla, conocer sus templos más importantes, sus mercados y las preciosas terrazas de arroz de Jatuluwih... mucho menos visitadas que las de Tegalalang por estar bastante más retiradas. 
Las visitas de hoy las hicimos acompañados de dos amigos que hicimos de Barcelona, desde aquí les enviamos un fuerte abrazo si tenemos la suerte de que lean el post! 
Todas las visitas que os vamos a recomendar hoy de esta zona pertenecen a un día de excursión a excepción del templo Pura Ulun Danu Batur y su lago, que aún y siendo zona norte y salir en el post de hoy, lo visitamos dentro de los dos días que dedicamos a Ubud y sus alrededores. El problema que encontraréis si alquiláis una moto o coche y visitáis el norte de Bali, es que las carreteras están preparadas para bajar hasta la capital (Denpasar) y, desde ella salen hacía el resto de lugares, por lo que aveces hay que retroceder en el camino y, por eso, aprovechamos nuestra visita a las terrazas de Tegallang y los templos más cercanos (Tirta Empul y Gunung Kawi) para subir hasta el lago Danu Batur. 

10 ideas para descubrir el norte de Bali

1. Pasear por las terrazas de arroz de Jatilawuh, declaradas patrimonio de la humanidad por la Unesco. Nos resultaron muchos más interesantes que las de Tegallang por encontrar muchos menos turistas allí. Las vistas son preciosas, un manto verde que cubre toda la montaña y palmeras enormes, una imagen impactante para cualquier retina. Para llegar hay carteles y sino siempre se puede preguntar si vas por libre. Aprovecha para recorrerlas y si encuentras algún campesino no dudes en preguntar tus curiosidades, a nosotros aún y la dificultad del idioma, nos enseñaron el trabajo manual que llevan a cabo, nos explicaron tiempos de cultivo según la tipología del arroz, etc. para entrar a las terrazas de arroz hay que abonar una entrada aunque muchos se salvan de pagar nada comentando que van a comer al restaurante (que por cierto recomendamos por cumplir con las tres B's) que hay nada más pasar la zona de pago. 


2. Visitar el templo  Ulun Danu Bratan. Este templo está situado bastante al norte, por lo que la temperatura bajó un poco y no me sobró el jersey. En principio, al estar tan retirado pensé que no habría tanta gente pero me equivoqué. Estaba lleno de turistas, aunque la mayoría venían en autobús o coche con conductor, parecían viajes organizados. La verdad es que motos no vimos ninguna, sólo la nuestra y los amiguetes que hicimos de Barcelona que nos acompañaron en la andadura. Pura Ulun Danu Batur es un templo hermoso situado en un paraje increíble, a orillas del lago Danu Beratan y del volcán Batur. Es el segundo templo más importante, después del templo Madre. Data del año 1926 hermoso templo dedicado al dios del lago, que compone el más importante de los templos balineses después del Templo Madre.
3. Ir de compras al mercado local de Bedugul. Justo antes de llegar al templo veréis un mercado en la localidad de Bedugul. En el mercado encontraréis de todo, fruta, especias, frutos secos y artículos de la zona. Cuidado porque están muy acostumbrados al turismo y los precios están bastante inflados, así que se requiere de cierto arte en el regateo. Comimos en el propio mercado en una warung que encontramos bastante bien de precio.

4. Refrescarse en las cataratas cercanas al templo. Nosotros fuimos en busca de las gigit waterfall. Para llegar hay que coger la carretera del templo y seguir hacia el norte. Enseguida se notó la diferencia de temperatura cuando empezamos a subir, suerte que al bajar la cosa se calmó. Por el camino nos encontramos con monos, puestos de comida, más lagos con vistas impresionantes... el desvío mereció mucho la pena. Después de un buen rato en moto, vimos un cartel que ponía Waterfall y decidimos dejar las motos y descubrir la zona, además, una de las motos se había calentado e iba sin frenos, así que había que parar si o sí. Finalmente, pasamos un rato muy agradable andando entre la jungla hasta encontrar la preciosa cascada. No sabemos si serían las gigit pero decidimos proseguir con el viaje y dar la vuelta, pues aún nos quedaba mucha jornada por delante. 
Vistas en el camino a las cataratas
5. Relajarse de las playas volcánicas del norte, la zona de Lovina. Casi no hay nadie que llegue a este lugar pero es muy conocido también por el avistamiento de delfines. 

6. Visitar el templo Pura Ulun Danu Batur: templo situado cerca del volcán Batur. Para llegar a él, antes de acceder a la carretera, hay un señor que te cobra dinero para seguir avanzando con tu vehículo. Nosotros, que ya habíamos visto bastantes templos, decidimos no subir a éste al final y cogimos la carretera en la otra dirección por otro lugar sin tener que pagar nada. 

7. Hacer senderismo por la zona del Volcán Batur. Aún y pertenecer al norte la isla, esta visita fue la que hicimos junto con las demás visitas alrededor de Ubud. 
Desayunando en un restaurante con vistas al volcán

8. Bajar hasta el lago situado a la falda del volcán Batur, el Lago BaturAdemás, encontraréis aquí unas piscinas termales para quienes deseen un rato de desconexión. Además, en el lago hay barcas para quiénes quieran navegar un rato por él. 
A orillas del Lago Batur
9. Descubrir la agricultura Balinesa en el Alam Bali Agrowisata. En este punto tengo sensaciones encontradas. Visitamos una plantación de café y otras variedades de plantas que encontramos volviendo a Ubud, desde el volcán Batur. El lugar parecía un poco turístico pero como la visita era gratis y nos pareció interesante entramos a ver qué tal. Después de la visita pasas a la típica zona de tienda y hay que destacar que los precios no me parecieron caros y no me sentí nada presionada a comprar. En resumen, recomiendo la visita para que te expliquen, las plantas que cultivan, las temporadas, temperaturas que requieren, etc. Lo más famoso del lugar es el café de Luwak, café obtenido de los granos que tras ser ingeridos por un Luwak, aparecen en sus heces. No me gustó ver al pobre animal en una jaula y por lo tanto, yo no probé su café aunque Adrià si que quiso probarlo.  El café Luwak era la única prueba de café que se tenia que pagar, el resto fueron gratuitos y el cacao estaba delicioso!
Prueba de cafés y cacao gratuita en Alam Bali Agrowisata. 
Grano de café de Luwak
10. Por la carretera que baja del Volcán a Ubud, además de parar en el Alam Bali Agrowisata, verás también muchos puestos de fruta. Aprovecha y prueba frutas que no conozcas! Estaban deliciosas y más baratas que en el mercado de Bedugul! De todas formas, no te salvarás de tener que regatear. 

Te ha gustado el post de hoy? Tienes alguna recomendación más? Anímate y deja tu comentario.

Sí te ha gustado no dudes en compartir en tus redes sociales y suscribirte al blog para no perderte ni un post. 

GRACIAS. 



















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!