jueves, 29 de diciembre de 2016

¿Qué esconde Siena?

Dice la leyenda que Siena fue fundada por Asquio y Senio, hijos de Remo, sobre las colinas que ocupa actualmente. Esto explica que haya estatuas de la loba con Rómulo y Remo por toda la ciudad. Siena es una de las ciudades más famosas de la Toscana, aunque desgraciadamente a veces pasa un poco desapercibida por estar tan cerca de Florencia, otra gran belleza Italiana.
Siena, al igual que Florencia, empezó siendo un poblado etrusco que más tarde se convertiría en colonia romana. Además, Siena y Florencia han sido tradicionalmente ciudades rivales enfrentadas en varias ocasiones y con diferente suerte en ellas. 
Disfrutando de la noche en Siena

Siena no es muy grande y tiene unos 70.000 habitantes por lo que se puede ver fácilmente en un día. 
Piazza del Mercado


Para llegar lo hicimos en coche, siguiendo nuestro roadtrip por Italia. La parada anterior había sido Roma y en un trayecto de 2 horas y media ya estábamos en nuestro nuevo alojamiento, en un pequeño pueblo a unos 10 km de Siena, entre paisajes típicos de la Toscana, el campo, las viñas, el verde... 
Atardecer bajo la Toscana

Tenemos un especial recuerdo de Siena y no solamente por lo que vimos en ella sino también por lo que comimos. Allí es donde disfrutamos de la mejor comida del viaje, pero esto es tema para un nuevo post que vendrá muy prontito. 



9+1 ideas para descubrir que esconde Siena

1. Tomar el sol en la plaza de Il Campo, la plaza más famosa de Siena. Il campo se sitúa en el corazón de Siena y su forma recuerda a una concha. Rodeada de altas torres que embellecen la plaza, es un punto de encuentro para descansar y disfrutar del sol que acumula sus tejas rojas. Allí encontraréis también la sede del Palazzo Pubblico y dentro de éste uno de los principales museos de la Toscana. La plaza de Il Campo es famosa porque cada 2 de julio y 16 de Agosto es el lugar donde se celebran las carreras de caballos del Palio. 
Piazza Il Campo
2. Tomar algo en alguno de los locales de la Plaza de Il Campo y observar la Fonte Gaia (1419), obra de uno de los mejores escultores renacentistas.
Fonte Gaia
3. Subir 503 escalones para tener las mejores vistas de Siena desde la Torre del Mangia, en el Palazzo Publico. 

4. Admirar sentado la fachada del Duomo de Siena. Justo enfrente hay un banco que parece construido de forma totalmente intencionada para que los visitantes puedan admirar la belleza de la catedral. El Duomo de Siena es de estilo gótico y es una de las catedrales más bellas de Italia. Para admirar su belleza interior y la del baptisterio, tendréis que pagar una entrada. 
Fachada del DUOMO
5. Justo enfrente del Duomo de Siena encontraréis Santa Maria della Scala, el que fue el hospital más importante de Siena.

6. Pasear por las calles de Siena y detenerse ante el palazzo Piccolomini

7. Recorrer la calle Via del Porrione pensando que es una de las calles más antiguas de la ciudad. 

8. Llegar hasta la iglesia de Santa Maria dei Servi donde se puede disfrutar de unas buenas vistas parciales de la ciudad por el camino. 
Vistas desde la fachada de la Iglesia

Camino a la Iglesia Santa Maria dei Servi

9. Hacer un parón en el paseo para admirar el Palazzo Salimbeni y la plaza que lo acoge. Hoy en día es la sede de uno de los bancos más importantes de Italia y del que últimamente hemos tenido muchas noticias.
En la plaza del Palazzo Salimbeni

10. Degustar alguno de los platos típicos de la Toscana, como un buen Bistecca alla fiorentina. Preocupadamente delicioso! 
Bistecca a la fiorentina! Nos acordamos un poco tarde de hacer la foto jeje

Esperemos que os haya gustado el post de hoy y disfrutéis con él de un bonito día en Siena. Y no olvidéis compartir en las redes sociales :)

GRACIAS
























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!