martes, 14 de febrero de 2017

Pushkar, una ciudad sagrada de India

Pushkar es una de las ciudades sagradas y espirituales de la India. A ella acuden todos los fieles hinduistas, al menos, una vez en su vida. Llegar hasta Pushkar no es muy difícil pero al no tener estación de tren, hay que buscar otros métodos de transporte para llegar hasta aquí.


Durante el viaje siempre conoces a personas especiales
 

¿Cómo llegar?

Nuestro tren salía de Haridwar, otra de las ciudades sagradas de India, hacia Ajmer. Cómo habréis podido leer en el post de la ruta de nuestro segundo viaje a India, hemos hecho un recorrido especial en diversas ciudades muy importantes dentro del Hinduismo.  
El tren tardó unas 14 horas en llegar a nuestro primer destino. Ajmer es una ciudad caótica, ¿Qué raro verdad? en India hay muchas ciudades bulliciosas y caóticas como ésta, pero si quieres llegar a Pushkar, no podrás evitar pasar por ella. Nuestro tiempo de viaje tenía límites, así que decidimos utilizarla únicamente como trampolín hacia la famosa Pushkar. A las 10 de la mañana estábamos allí y lo primero que hicimos al llegar, fue salir de la estación para evitar el agobio de riskshaw. Una vez algo alejadas, regateamos uno por 80INR 4 personas para que nos llevara a la estación principal de autobuses. 

Ajmer se encuentra a 13 km de Pushkar aproximadamente, y está construida alrededor de un lago, Ana Sagar y entre colinas. Aunque turísticamente no es muy visitada, es una de las ciudades históricamente más importantes del Rajastán y uno de los principales lugares de peregrinación para los musulmanes en India. 
Para llegar a Pushkar desde Ajmer hay que atravesar la colina monte serpiente, así que no digo más!

Para comprar los billetes de bus, no sé si el lugar de venta de tickets cambiará pero en nuestro caso, tuvimos que dirigirnos al punto de venta número 13. 
Si hay cola para comparar, tened cuidado, porque puede que se les vaya un poco la mano... y la verdad que no es nada agradable... tuve que dar unos cuantos golpes a algún gracioso verde... aix! no soporto esta faceta de India, pero en mi interior no paro de repetirme, no juzgues con tus ojos occidentales!
Una vez en la estación de autobús y con el billete ya comprado, hemos subido a un autobús en bastante mal estado, donde incluso podía ver la carretera debajo de mis pies en alguna zonas... . 
Primeras imágenes de nuestra llegada a Pushkar
¿Dónde dormir?

En menos de una hora estábamos en Pushkar y nos pusimos a buscar hotel. Después de ver algunos vídeos y recomendaciones, sobretodo una recomendación de Toni y Carme de ConMochila, que se habían alojado en el hotel Everest... fuimos directas hacia allí. El precio de la habitación fueron 500 INR y el lugar era increíble. Habitaciones limpias y coloridas con una rooftop con preciosas vistas de Pushkar.

Rooftop del hotel Everest 
¿Porqué ir a Pushkar?

Pues nosotros fuimos porque es una de las pocas ciudades de India donde se venera a Brahma y por lo tanto, uno de los pocos lugares donde hay templos dedicados a este Dios, que forma parte de la Triada principal de dioses Hinduistas, junto con Visnú y SHiva. 
Pushkar, además, es una ciudad tranquila construida al rededor de un lago. Un lago sagrado que apareció cuando Brahma dejó caer una flor de loto sobre el lugar. Además, allí podremos disfrutar también de preciosas pujas, 52 ghats donde reposar durante el día y 400 templos dedicados a Brahma. No olvidemos también, que es una de las paradas habituales en los circuitos por el Rajastán. 

Es un lugar que combina religión y turismo, aunque durante nuestra visita no fue muy agobiante. Un lugar donde puedes escuchar cánticos, tambores y gongs. Fuimos unas privilegiadas, al conocer a un chico en Delhi que más tarde nos encontraríamos aquí. Bastian toca la trompeta y tuvimos la suerte de verle tocar compartiendo con un famoso músico de la India... de esos momentos increíbles en lugares increíbles... Además, a quién le gusten las compras, este es su lugar. Pushkar tiene un bazar en en el centro del pueblo enorme y esta lleno de tiendas hippies. Las típicas cosas que podéis comprar en vuestra ciudad en las paradas hippies, vienen de aquí! 

¿Qué hacer?

1. Uno de los imprescindibles es visitar el templo sagrado principal de Brahma, donde ya os aviso no podréis entrar con cámara porque las fotos están prohibidas. Además, hay que descalzarse y dejar los zapatos en una consigna. Así que como ya habréis imaginado, no hay foto de este templo en el post! Ohhh! (es que una es muy respetuosa con estas cosas y ni intentamos hacerla con el móvil) 

2. Disfrutar de una de las preciosas pujas en veneración a Brahma. Como hemos dicho Pushkar tiene 52 ghats alrededor de lago donde se reúnen los peregrinos. Para acceder a esta zona puede que algún listo te intente cobrar. De todas formas, lo que si que hay que hacer es ser respetuoso, descalzarse (y que los zapatos nunca toquen el suelo) y no fumar ni bromear allí. 
Entrada a la zona de Ghats. Cuidado con los monos!
Yo y el lago de Pushkar
3. Subir al templo que hay en la montaña, el templo Saraswati, donde no pude ir porque el día de visita a Pushkar fue uno de mis días de enfermedad. No es que estuviera por los suelos, pero tenía una décimas de fiebre que me impidieron subir una montaña ¿normal no? Al menos hay una hora de caminata y si puedes hacer coincidir la subida al atardecer, debe de ser precioso. Tuve la suerte que una de mis amigas que me acompañó al viaje sí que subió y me enseñó las vistas desde el lugar! Preciosas, verdad?

Vistas desde el templo
Templo Saraswati, una foto sacada desde la terraza del hotel
4. Pasear por sus bazares y disfrutar de la tranquilidad de una población de unos 15.000 habitantes en India, no mucho después de otras visitas a megaciudades como Delhi o Agra. 
En los bazares encontraréis desde tiendas de ropa, bolsos... de estilo hippy a un mercado lleno de productos locales!


6. Phuskar es una ciudad también famosa por la música Rajastaní. Cómo ya os he comentado, tuvimos la suerte de conocer a Bastian, un buen amigo alemán que tocaba la trompeta. Gracias a él, pudimos disfrutar de un concierto con un famoso músico hindú. 
Foto de Bastian y nuestro amigo músico de Phuskar. Toda una experiencia!

Si puedes elegir el momento para visitar Pushkar, aquí tiene lugar 'la feria del camello' entre finales del mes de octubre o principios de noviembre. Probablemente una de las más famosas del mundo.


Alguna recomendación más? Si os ha gustado ayudadnos a compartir en las redes sociales :)

GRACIAS


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!