jueves, 2 de febrero de 2017

Relato de una visita a Rishikesh

La entrada a Rishikesh no fue del todo agradable, aunque India tiene esos momentos duros que te hacen que no olvides donde estás.  

Camino a Rishikesh!!! Acabábamos de vivir un buen susto en la estación de tren de Rodila en Delhi... prometo explicarlo en otro post!  
Llegamos a las 7 de la mañana después de una jornada nocturna increíble de tren, donde pudimos disfrutar de un amanecer de los años 50, viendo al tren sacar una columna de humo que iba dejando un rastro a su paso... momentos mágicos que se desvanecieron en la dura llegada a Haridwar. 


Era un día de lluvia y el verde adquirió un brillo especial


Feliz como una perdiz camino a nuestro próximo destino, la capital de Yoga


¿Cómo llegar?

No había dormido mucho y caía ese xiu xiu lluvioso que calaba hasta los huesos. Ponte la mochila y lánzate en una ciudad llena de hombres vestidos de color naranja (en adelante los 'naranjitos') al grito de 'bam bam bambole'... coincidían los días de la peregrinación de Shiva, su dios más venerado.  Nos costó un poco pero finalmente alcanzamos la estación de bus. 
Nada más salir de la estación de tren, girad a mano derecha y en unos 200-300 metros está la estación de bus de donde salen los autobuses a Rishikesh. Finalmente, por 35 INR llegamos Rishikesh en un bus destartalado donde no cabía ni un alma más (menos mal que nosotras sí). El autobús te deja algo alejado de la zona del río y por eso nos tocó regatear entre unos cuantos para que nos llevaran al hotel. Conseguimos un precio de 150INR (30 INR por persona) para 5 personas... mucho más que cualquier persona autóctona, pero hay que asimilar que eres un 'gori gori' (guiri en Hindú). 


Estuvimos una hora bajo la lluvia esperando nuestro autobús!

¿Dónde alojarse?

Nos alojamos en el BHANDARI SWISS COTTAGE, situado en lo alto de la colina. Para bajar a la zona del pueblo más turística, alrededor del ganges, hay que caminar un poco pero las vistas desde el hotel merece la pena por 10 minutos extras de caminata. 
Nos dieron un precio de 500 INR por habitación y como ya nos pareció justo no intentamos bajarlo más. 
El hotel es totalmente recomendable y el restaurante era buenisímo. El hotel se localiza en la zona mochilera de High Bank. Este barrio esta situado cuesta arriba desde el Lakshman Juhula, un pequeño lugar arbolado donde hay bastantes albergues. 

Vistas desde el hotel... Espectacular, verdad?
Muchos recomiendan Rishikesh como un lugar tranquilo en India. Un pueblo donde escapar de la India más movida y ruidosa, pero este no fue nuestro caso. Al coincidir con un festival de peregrinación, la pequeña Rishikesh escondida entre montañas y bañada por aguas sagradas, se convirtió en un cuadro en constante movimiento, aunque no lo toméis como algo negativo, para nosotras fue muy especial vivir este momento. 


Qué ver y qué hacer!


1. Pasar por los puentes más fotografiados de Rishikesh, situados en el distrito de Tapovan, la zona más conocida. Muchos turistas piensan que rishikes se limita a esta zona pero en realidad es mucho más grande. 


En la zona sur podremos cruzar el ganges por el Laxamann Jhula y habrá que subir algo hacia el norte para cruzar el segundo de los puentes, el Ram Jhula.


2. Darte un masaje ayurvédico donde te tocarán todas las partes de tu cuerpo. Nosotros fuimos a un sitio de masajes al lado del hotel y nos costó 500 INR por persona... quiero otro de éstos! 

3. Madrugar para hacer una sesión de yoga a primera hora de la mañana.

4. Trasladarte a los años 60-70 caminando por el 'ashram de los beatles' conocido como la 'catedral', dónde dicen que en pocos días compusieron más de 40 canciones en el año 1968 ¿por qué será? Oficialmente conocido como Maharishi Mahesh Yogi Ashram. A día de hoy está totalmente cubierto por la maleza y entrar te costará 50 INR que tienes que pagar a un chico que está en la puerta y la tiene cerrada con un candado. 

5. Darte un baño en alguna de las playas orilla del río. Si finalmente te atreves, ten cuidado porque baja con mucha fuerza. En muchos lugares encontrarás cadenas donde agarrarte para que no te lleve la corriente.  El ganges a su pasó por Rishikesh está situado a tan solo 150 km de su nacimiento, por lo tanto, sus aguas todavía van limpias y no guardan  ninguna relación con su paso por Varanasi. 

Después de esta foto volvimos a vivir un momento tenso rodeadas de demasiado hombre... menos mal que un policía nos ayudó a salir!

6. Visitar los enormes templos de 13 pisos de Swarg Niwas y Shri Trayanbakshwar, construidos por al escuela del gurú Kailashanand, que tiene decenas de santuarios dedicados a deidades hinduistas en cada nivel. 


7. Al norte del puente Laxamann Jhula podréis encontrar un largo paseo a la ribera del río.


8. Disfrutar de luna ceremonia aarti al anochecer frente la estatua de Shiva. 

9. Relajarse con una buena comida y bebida en el Ganga Beach o Freedom Café, los más famosos. Nuestra visita fue en Agosto y al ser temporada baja estaban cerrados... la buena suerte estaba por llegar al conocer a una pareja de franceses que vivían allí y nos recomendaron otro sitio en la misma calle. No recuerdo el nombre pero hay que subir unas escaleras y aunque no tiene vistas al Ganges, podrás sentarte cómodamente en cojines y saborear deliciosos platos y combinados de frutas mmmm... que delicia!

En Rishikesh podrás hacer otras actividades como senderismo, ir a descubrir las cascadas de los alrededores, disfrutar de una jornada de rafting... nosotros nos decantamos por la tranquilidad y disfrutar de los paseos.

No hay nada como viajar a India para sentirse Famoso! 


Alguna recomendación más? SI os ha gustado ayudádnos a compartir en las redes sociales :)




GRACIAS




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!