lunes, 24 de abril de 2017

Reflexiones para una visita a Mumbai

Ya ha empezado, finalmente, ya está aquí! Ese momento tan buscado y que llevamos tanto tiempo esperando. El gran viaje ha empezado.
Puerta de la India 

La primera parada ha sido Mumbai, la ciudad más grande de India. Llevamos aquí dos días y no hemos visto ni una pequeña parte de todo lo que nos puede ofrecer. De todas formas, estamos haciendo slow travel, así que mejor ver poco, disfrutar y pasarlo bien que no extasiarse el primer día.
Vamos a estar tres días y aunque no son suficientes para abarcar esta gran ciudad, sí que lo es para llevarse un poquito de ella.

Cómo hemos llegado?

Aterrizamos a las 5 de la mañana y el inicio fue apoteósico. Una cola bastante larga para pasar por el control de pasaporte, recoger maletas, cambio de divisas, etc.  Total, que en un momento eran las 7 de la mañana. Queríamos coger un taxi hasta Andheri para luego pillar un tren que nos llevara a Colaba pero el cansancio nos pudo y fuimos directos a los taxis prepago a pillar uno. Los encontraréis bajando unas escaleras mecánicas que hay al salir de la terminal.
Así pues, en una hora ya estábamos buscado aojamiento en Colaba.

Dónde hemos dormido?

Finalmente, cansados de dar vueltas nos quedamos en el Carlton Hotel, situado justo detrás del hotel Taj Mahal. La ubicación es perfecta, la limpieza aceptable y los baños muy nuevos y limpios aunque hay que compartir. De todas formas, hay muchos y no hay que esperar, aunque hay que recordar que en abril no hay tanto turismo...
Dormir en Mumbai no es nada barato, aunque seguro que se puede conseguir algo más económico, pero después de preguntar en 3 sitios y comparar, nos quedamos en este hotel. Cogimos una habitación triple por 2000 INR noche.

Dónde hemos comido?

Muchas veces hemos ido comiendo sobre la marcha aunque sí que hemos repetido en sitios que os recomendaremos.
Por ejemplo, antes de entrar en la puerta de la India hay un sitio de comida rápida donde hemos probado unos sandwich deliciosos y todos los indios pedían Samosas. Estaba siempre lleno y verdaderamente calidad-precio estaba muy bien.
Otro sitio que hemos repetido mucho estaba también en el barrio de Colaba. Su nombre es Sahakari Bhandar y está lleno de gente autóctona. El precio aproximado unas 180 INR persona, con un buen plato, algo para compartir y bebidas sin piedad. Otra cosa no pero nos hacia falta mucha hidratación.

Qué hemos visto?

La zona más turística de Mumbai esta más o menos toda concentrada al sur de la ciudad. Mumbai está formada por 7 islas que han ido ganando terreno al mar formando una gran ciudad donde a día de hoy donde viven y trabajan millones de personas. Aquí es donde más he notado la diferencia de clases sociales viendo a personas realmente ricas compartiendo acera con personas que viven en la calle con sus familias. Me sorprendí al llegar y salir del aeropuerto con el taxi, la cantidad de personas que habitan en el enorme slum que hay al lado del aeropuerto. Paseando con el taxi, crucé mi mirada con una familia que vivía en la calle y aluciné al ver como habían hecho suya una parte de esa acera. Lo mantenían todo totalmente limpio y ordenado, digno de ver. Increíble el esmero de esa familia por llevar una vida normal para sus hijos con lo poco que disponían.
Un día cómo famosos!

Nuestro primer día en Mumbai fue del empalme, así que con el cansancio no pudimos hacer mucho. Visitamos toda la zona de Colaba hasta llegar a Oval Maidan, pasando por la universidad, la corte, el parque de Oval Maidan y todos los edificios que nos recuerdan que un día la India estuvo colonizada por los ingleses. Paseamos por los mercados y bajamos hasta la puerta de la India donde nos sentimos famosos por un día. Muchas veces nos habían pedido fotos en India pero este día ha sido increíble. Han hecho cola para poder hacerse foto con nosotros! 
Niños jugando en Oval Maidan
El segundo día y ya con las pilas más cargadas, después de haber dormido hasta las 11 de la mañana. Sí, sí... teníamos "jetlagazo", sueño acumulado y había que poner el marcador a cero. El segundo día hemos visitado las cuevas de 'isla elefanta'. Fueron construidas para su dios más importante, Shiva, el dios más venerado del Hinduísmo. El calor era insoportable y hemos tenido que subir muchas escaleras para llegar a alcanzar las cuevas. Además, era domingo, así que el lugar estaba lleno de turismo interno. El precio me parece algo desorbitado, 500 INR para los gori-gori (extranjeros), aunque una vez allí había que entrar. El precio del barco que te lleva y trae fue de 180 INR por persona, un paseo agradable de algo más de una hora. 





Después del paseo a la isla, nos dirigimos la zona de ghats más antiguos de Mumbai, Banganga Tank. Un lugar agradable donde sentarse y observar qué pasa a nuestro alrededor. 



Una piscina muy bien improvisada

Paseando por Marina Drive
De allí bajamos andando por el barrio más pijo de Mumbai, Mallabar hill. Si os dejáis caer por allí veréis por qué! Y finalmente un agradable atardecer en la playa más concurrida de Mumbai, Chowpatty.



Dhobi Ghat

El último día tuvimos que coger un tren que salía de Churchgate Station para ver el famoso Dhobi Ghat, el lugar donde se limpia la ropa de todo Mumbai. Nada más salir de la estación, si camináis unos metros veréis un puente de donde se pueden sacar fantásticas panorámicas. Aquí vive muchísima gente que dedica su vida a lavar la ropa de otras personas y verdaderamente es un gran follón todo lo que tienen allí montado. Aún y así, nos aseguraron que no perdían ninguna prenda y sabían perfectamente quién era el destinatario de cada una de esas prendas. Impresionante! Intentamos ir a visitarlo y pasear, pero un señor nos dijo que teníamos que pagar por entrar así que media vuelta y nos fuimos, pensando que era una trampa.

De allí caminamos y caminamos en busca del Mahalaxmi temple (del cual no se pueden hacer fotos). En el camino nos encontramos con dos muchachas que también se dirigían allí y muy amablemente no nos dejaron hasta que llegamos. Además, estuvieron por nosotros en todo momento y nos enseñaron que hacían para venerar al dios, dejándonos entrar con ellas para entregar la ofrenda. De allí se dirigían a ver la mezquita que hay situada relativamente cerca en una isla que queda cubierta de agua cuando sube la marea, pero el tiempo se nos echaba encima y tuvimos que abandonar el momento para llegar al hotel, darnos una duchita y coger el tren hacia nuestro próximo destino: Goa.

En resumen, Mumbai es una gran ciudad que requiere de al menos 3 días para visitarla pero es una de esas ciudades grandes indias que cansan mucho. Así que si queréis tranquilidad, podéis directamente huir de ella! Personalmente, creo que se merece una visita y que si podéis dedicarle unos días, siempre se puede aprender algo de ella.

Habéis visitado Mumbai? Qué pensáis de ella? Qué es lo que más os ha sorprendido?

Recordad ayudarnos a compatir en las redes sociales!

GRACIAS



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!