martes, 2 de mayo de 2017

Los contrastes de Kerala

Con ésta, ya van 3 las visitas a la India. Las dos primeras ocasiones visitamos el norte, adentrándonos sobretodo en la zona desértica del Rajastán, por lo que no estaba habituada a ver una india verde. 
Bajábamos desde Goa (Margao-Palolem) a Allepey, para poder realizar alguna excursión y descubrir la Venecia de la India. 

Nada más despertar por la mañana en el tren, me asomé por la ventana y vi que estaba rodeada de agua y verde. Los ojos se me abrieron como platos ante tal espectáculo y conocí una nueva india.
El tren nos dejó en la estación sobre las 11 de la mañana y nada más salir volvimos a experimentar el agobio de los conductores de riskshaw. Ahí me di cuenta que seguía en India! jeje Pudimos salir de aquel momento agobiante y nos dirigimos al autobús local que nos dejó en el centro del pueblo. Tras pensar un rato qué hacer, nos atrapó en la calle un chico que nos quería mostrar su guest house, así que nos dejamos llevar y aparecimos en la Lotus Guest House. Muy cerquita del canal y tras un regateo conseguimos una habituación triple con ventilador por 550 INR la noche. 

Alojamiento conseguido nos dirigimos a comer y descubrimos un lugar donde por 60 INR nos comimos una Dosa espectacular. El lugar lo encontréis en la Cullen Road, una de las calles que baja directamente hacia la playa.  Como ya podréis adivinar después de comer fuimos a la zona de playa. Estaba lleno de personas autóctonas y turismo interno, volando comentas, jugando en la orilla a ver quien se moja con la ola... Como siempre, alguien te sorprende y una niña se acercó a nosotros a preguntarnos si queríamos jugar y pasar un buen rato, así que nos unimos a su familia y como no! acabé mojada de forma improvisada por una ola. 




Para cenar fuimos a un restaurante que está situado enVCSB Road. El local es llamativo y pone Restaurante en grande. Antes de decidir cenar allí fuimos a ojear la carta y al ver que no era para nada caro, decidimos ir a cenar allí esa noche. 

El día se había pasado y me fui a dormir emocionada pensando en la excursión que habíamos conseguido para el día siguiente, cuando un señor autóctono nos enseñaría los famosos backwaters de kerala.

A las 8 de la mañana nos trajeron un café en la guest house y 2 botellas de agua fresca que entraban en el precio de la excursión que, finalmente, cerramos en 800 INR. Nos llevaron al puerto donde nos esperaba Sadhu, un señor de 60 años que vivía en un pueblo cerca de Allepey. Cogimos el barco y nos llevó a su casa. Nos enseño su jardín lleno de frutales, nos dio un desayuno delicioso y estuvimos conociendo su lugar durante al menos 3 horas. 





El camino fue relajado e increíble. Los canales se transformaban en túneles de vegetación. La verdad es que el lugar es totalmente mágico y merece mucho la pena alquilar una excursión con una canoa que te permita pasar por los pequeños canales. Mucha gente alquila una houseboat para dormir pero estas embarcaciones son tan grandes que no se pueden salir del canal principal. 
House Boat en el canal principal

No digo que no sea bonito pero los canales pequeñitos son especialmente preciosos. Después de enseñarnos su poblado, sus alrededores e incluso su fauna (serpientes de agua, patos, pájaros...) nos llevó a su casa donde nos habían preparado un comida deliciosa. 

Y con mucha pena, a las 3 y media nos poníamos rumbo de vuelta a Allepey, donde volvieron las bocinas, noooo! 

Esta noche, con pocas de ganar de hacer nada nos dirigimos al supermercado a comprar QUESO! Y 4 tostadas para cenar con algo de fruta. 

Al día siguiente la jornada fue relajada, tocaba empezar a prepararse para irse al nuevo destino: Madurai. Destinamos el día a visitar los templitos de Alappuzha y al llegar a la guest house les pedí poder pasarme un aguita para sacarme el sudor del día. 



Cuando llegué al cuarto de baño, os aseguro que era imposible ducharse allí. Estaba casi encima de la letrina y no me quedó otra que ofrecer algo de dinero para que me dejara ducharme en alguna de las habituaciones que tenia vacía, pues al ser temporada baja no había casi nadie. Finalmente, la broma se me puso en 200 INR. Creo que la próxima vez me voy sudada al nueva destino! pero es que me apetecía tanto una ducha! Esa mañana les preguntamos que si podríamos dejar las mochilas en la habitación por la mitad del precio de ésta, pero nos pidieron abonar el día entero y fue por eso que luego me hicieron pagar el caprichito!

Para despedirnos de Allepey, fuimos al restaurante de la última noche, donde enfrente, preparan en la calle un pollo tandoori delicioso! os lo juro! tierno y buenísimo! le daba mil vueltas al del restaurante! Nos pusimos las botas con el pollo y nos salió por unas 300 INR las 3 personas.


Habéis estado en Allepey? Os gustaron los backwaters?







Ayudadnos a crecer compartiendo en las redes sociales!


GRACIAS


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!