sábado, 17 de junio de 2017

Kathmandú, la ciudad que nos hizo alargar la estancia

kathmandú ha sido la primera parada que hemos hecho en Nepal. Para llegar a ella tuvimos que estar más de 20 horas metidos en un autobús desde Kavarvita, la primera ciudad de Nepal si cruzas por tierra desde Panitanki, el cruce fronterizo que queda más cerca de Darjeeling, al noreste de la India.  

Si quieres saber qué hicimos para llegar aquí de forma detallada, te dejamos el enlace a nuestro post, Cómo ir de Darjeeling a Kathmandú. Nepal ha significado más de dos semanas de descanso y llegó en el mejor momento de todos. Tanto fue así que en lugar de 3 días en Kathmandú, alargamos la estancia dos días más, enamorados de su tranquilidad después de tanto tiempo recorriendo la India. 

Kathmandú es la capital de Nepal y tiene un millón y medio de habitantes. Sólo con estos datos, ya sabíamos que no tenía nada que ver con otras mega ciudades como Delhi o Mumbai. 

¿Dónde alojarse en Kathmandú?

Aquí estuvimos en dos alojamientos, el primero tiene post propio y fuimos como anfitriones, así que el trato no pudo ser mejor. Os recordamos el post opinión sobre nuestras impresiones del hotel Maya Boutique. 

El segundo es el Hotel Pomelo, situado también en el barrio de Thamel. El precio de la habitación fueron 1000 rupias, unos 8 € e incluía desayuno. La relación calidad precio estuvo muy bien y repetiría. Aquí os dejamos nuestra opinión en tripadvisor.

¿Qué hacer en Kathmandú?


Kathmandú tiene muchas atracciones turísticas para visitar y además, está situada junto a dos joyas que nos enamoraron. Nuestros 7 imprescindibles (o no) de Kathmandú:

1. Visitar la ciudad de Bhaktapur: situada 14 km de la capital y 30 o 40 minutos en minivan, llegar hasta aquí fue muy sencillo. Justo detrás de Ratna Park, en la parada Bagbazar podrás coger el transporte que te dejará en la misma puerta del pueblo. El precio del bus fue de 25 Rupias Nepalíes y en muy poquito tiempo ya estábamos allí. El precio para entrar a la ciudad, sí si... como lo lees, entrar cuesta dinero y nada más y nada menos que 15 dólares. Eso sí, merece muchísimo la pena. Podría decir que después del trekking, fue lo que más me gustó de Nepal. La plaza Dubar y sus otras 4 plazas principales, sus callejuelas, los puestos de momos no turísticos, sus edificios... estuvimos allí 5 horas disfrutando de ella al máximo. Me gustaría decir que el precio de la entrada el gobierno lo destina a reconstruir los destrozos del fatídico terremoto, pero después de la visita, lo dudo mucho. Existe una forma de no pagar entrada aunque esto ya es algo muy personal, pero sabemos que si buscas información, hay muchos viajeros que te contarán los trucos para ahorrarte el dinero. 






2. Pasear por la plaza Durbar de Patán: Patán es un pueblo adyacente a Kathmandú. Lo que viene siendo Hospitalet de Llobregat para nuestra Barcelona, por ejemplo. Además, está sólo a 4 km de Thamel, por lo que se puede llegar dando un agradable paseo, que fue lo que nosotros hicimos. No sólo merece la pena visitar su plaza, sino también otros templos del pueblo, como el Golden Temple u otros que te irás encontrando por el camino, a cada cual más bonito. 
Vistas desde el restaurante
Para acceder a la plaza principal, hay que abonar 500 rupias Nepalíes. Justo enfrente de donde se compran los tickets, hay un bar que no es muy barato pero siempre se puede subir a la terraza para tener la mejor panorámica de la plaza y tomar un humilde té por 70 rupias. 
Nosotros llegamos andando, por lo  que en lugar de llegar por el norte lo hicimos por el sur de la plaza. Cuando ya la habíamos recorrido toda y habíamos hecho miles de fotos, nos dimos cuenta que había que abonar la entrada, por lo que al final no lo hicimos. 

3. Recorrer las tres plazas que forman la Durbar Square de Kathmandú. Para entrar a esta plaza también habrá que pagar una entrada de nada más y nada menos que 1000 rupias Nepalíes. En Nepal hay que pagar por todo! El conjunto histórico es precioso pero creo que la entrada es totalmente desorbitada. 

4. Subir a lo alto del templo Swayambhunath para tener las mejores vistas de toda la ciudad a tus pies. Conocido también como Monkey Temple por la cantidad de monos que encontraréis allí. Parece que en todas las ciudades de Asia haya uno de ellos! Lo más importante del templo es su enorme pagoda. La entrada al mismo son 200 rupias Nepalíes. Subid con agua porque todo allí es más caro y después de la cantidad de escalones que hay, seguro que os apetece un traguito. Para llegar aquí se puede hacer perfectamente andando desde Thamel. 

5. Comer unos deliciosos momos en alguno de los puestos callejeros que veas con más gente del lugar. Siempre es bueno buscar algún lugar donde haya gente local, así es más fácil acertar. 

6. Ir de compras por la calle principal de Thamel. Si algo tiene Thamel son miles de tiendas donde comprar bolsos, pantalones, todo lo que podáis imaginar. Además, allí podréis comprar todo lo necesario para hacer algún trekking por el país. Cómo ya os hemos dicho en otros post, este es el mejor barrio para alojarse! 
Paseando por el barrio de Thamel

7. Descubrir algún templo escondido, como el Seto Machhendranath Temple. Situado detrás de una pequeña puerta que pone: Temple. Nada más entrar da a parar a una plaza y allí nos encontramos con un templo precioso. Está entre el barrio de Thamel y la plaza Durbar. 


Parece mentira que después de una pequeña puerta pueda aparecer este templo
8. Ver otras pequeñas pagodas como la del templo Swayambhunath entre las callejuelas de Kathmandú. La zona es la misma que la comentada en el templo anterior. Si callejeáis por aquí, os podréis encontrar hasta un monasterio budista. 


Esperamos que estas recomendaciones os ayuden a disfrutar de esta ciudad en la que nos sentimos muy cómodos.

Sería genial si nos ayudarais a compartir en las redes sociales :)

GRACIAS













No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y enriquece el blog... Gracias!